Economiteca » Dinero y finanzas » ¿Merece la pena invertir en diamantes?

¿Merece la pena invertir en diamantes?


Hoy en día, son muchos los modelos de inversión que existen para asegurar nuestras finanzas. La verdad es que para contar con estabilidad económica, es crucial poder diversificar nuestros ingresos y las opciones van desde los bienes raíces hasta la compra de oro. Y hablando de efectuar compras como inversiones, los diamantes también se han convertido en una interesante opción para asegurar tu capital. Puede que nunca antes hayas considerado esta alternativa y si es así, entonces no querrás perderte nuestro artículo de hoy, porque a continuación te mencionamos todas las ventajas que puedes obtener y los aspectos que debes considerar.

Round brilliant polished diamonds.

¿Por qué invertir en diamantes?

Es obvio que los diamantes siempre serán un objeto de gran interés para todo tipo de personas e incluso, podrían considerarse un producto infalible hasta en tiempos de crisis, pues su valor es ostentoso y difícilmente va a decaer.

Estas joyas preciosas no solamente son sinónimo de lujo y estabilidad económica, sino que también se consideran un objeto de gran exclusividad, belleza y romanticismo. Además de esto, considera también que su calidad resulta indiscutible. Son más duros que cualquier otra piedra en el mundo y su uso no solo se limita a la joyería.

Hay que mencionar también que, según expertos en finanzas, lo ideal para afrontar tiempos de crisis es contar con inversiones mixtas como comentábamos al principio. En cuanto a estas últimas, una proporción aceptable sería la siguiente:

  • 1/3 en bienes inmuebles, tales como habitaciones, bodegas, locales o casas para rentar.
  • 1/3 en valores de interés fijo, como lo pueden ser los negocios con ingresos estables.
  • 1/3 en bienes muebles, como el oro y precisamente, los diamantes.

Los bienes muebles son una opción bastante segura de proteger tu capital, en especial si sabes elegirlos bien.

¿Qué ventajas tiene el invertir en diamantes?

Comprar diamantes es bueno, ya que al ser un producto de lujo tan deseado, cuentan con aspectos positivos que no siempre puedes obtener con otras inversiones:

  • Proteges tu identidad. ¿Sabías que para comprar diamantes, no siempre es necesario llevar algún registro? Esta es una manera perfecta para mantener tu anonimato, a diferencia de lo que ocurre con las bienes inmuebles.
  • Cuentan con un precio sólido. A través de la historia, los diamantes se han caracterizado por mantener un costo estable, incluso en las crisis económicos y en las caídas de divisas. Siempre será de esta manera.
  • Disponen de una plusvalía libre de impuestos. Esta es una ventaja que compensa bastante su elevado costo y que te permite disfrutar plenamente de sus ganancias de valor.
  • Pueden resistir diversas adversidades de la economía. Los diamantes no se ven afectados por desplomes en el mercado o la bolsa, modificaciones en el valor de divisas e inflaciones.
  • No requieren de ningún mantenimiento especial. Debido a lo resistentes que son, puedes despreocuparte por los costes de mantenimiento. Lo único de lo que tendrás que encargarte, es de colocarlos a resguardo en un lugar seguro.
  • Siempre hay oferta y demanda. Todos sabemos que el éxito de cualquier negocio o producto se basa en estos dos aspectos. Y por suerte, cuando hablamos de diamantes tanto la oferta como la demanda están más que garantizadas.
  • También cuentan con un valor sentimental. Un diamante puede ser heredado de generación en generación y siempre le da una gran alegría a quien lo recibe, ya sea de manera familiar o romántica. Es una de las mejores herencias que le puedes dejar a los tuyos.
  • Nunca pierden su valor. Hay muchos bienes que se pueden deteriorar con el tiempo, como las casas, los vehículos, los muebles y otros artículos de lujo. Pero nada como los diamantes para resistir el paso del tiempo.
  • Tienen un uso práctico. Pueden ser montados en todo tipo de joyas y objetos, por lo que no solamente debes conformarte con tenerlos guardados. Su empleo llega incluso a dispositivos de alta tecnología.
  • Son independientes. Los diamantes no están sujetos a ninguna ley gubernamental. Esta es una ventaja que les permite conservar su valor intacto, incluso en tiempos de recesión.
  • Un diamante es un símbolo de prestigio. Artículos de lujo hay muchos, pero ninguno como los diamantes, que son hermosos, resistentes y justificadamente costosos.
  • Suponen una gran garantía contra la bancarrota. Puedes perder muchos bienes y dineros, pero teniendo diamantes, estarás protegido contra un futuro financiero incierto.
  • Los diamantes pueden aumentar su valor a largo plazo. Esta es una característica muy importante. Imagina por ejemplo, el desencadenamiento de una guerra o un conflicto similar. En períodos así los bienes muebles pierden automáticamente su valor, más no los diamantes.

Actualmente, la mayoría de las minas en donde se pueden conseguir ya han sido localizadas y con el paso del tiempo su valor no hace sino incrementarse. No hay factores que puedan debilitar su valía y aun más importante, desde siempre han sido considerados un objeto excepcional y muy codiciado.

En conclusión, este tipo de piedras preciosas es ideal para hacer una inversión por su naturaleza duradera a largo plazo. No obstante, es mejor que vayas a establecimientos de prestigio para comprarlos y que te pongas en manos expertas, puesto que hay muchas características a considerar para que tu compra valga la pena. Entre ellas se encuentran el peso en quilates, el color, la claridad y hasta el corte que ostentan. Sin embargo, son un producto que vale mucho la pena.

¿Qué piensas acerca de este tipo de inversión? ¿Te animarías a diversificar tu capital por medio de diamantes?


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus