Economiteca » Créditos » ¿Qué es un crédito fiscal?

¿Qué es un crédito fiscal?


Seguramente habrás escuchado mencionar muchas veces el concepto de crédito fiscal. Si eres una persona que está por hacerse responsable de sus finanzas y vas a contar con poder adquisitivo, entonces es primordial que comprendas de lo que se trata, así como de la mejor manera para tenerlo al corriente y beneficiarte a ti mismo con ello. En esta ocasión en Economiteca, te comentamos todo lo que necesitas saber acerca de este tipo de crédito, así como algunos detalles que indudablemente te serán de ayuda para administrarlo mejor.

crédito

Definición de crédito fiscal

Se le conoce así al monto en dinero a favor de un contribuyente cada vez que se presta a declarar sus impuestos. Comprende ciertos documentos que esclarecen y comprueban sus gastos, tales como facturas de compras, las facturas emitidas por los proveedores que suele visitar y cualquier nota de débito o de crédito.

Muchos gobiernos en diferentes países han implementado este crédito, como una opción que le permite a sus ciudadanos evitar pagar sus impuestos al doble.

También se le puede denominar como crédito fiscal a los adeudos que un individuo tiene con el fisco, ya sea en la declaración de sus impuestos, alguna multa entro de los mismos o bien, diferencias entre los pagos. Todas las personas que perciben un ingreso y pueden ser independientemente financieras, cuentan con la obligación de atender este aspecto.

¿Qué tipo de instituciones se encuentran incluidas con el crédito fiscal?

En general todas las instituciones gubernamentales y que prestan un servicio a la población, tales como las de salud pública, hacienda o vivienda, tienen que ver con lo que es esta clase de crédito. Todas ellas cuentan con sus propios sistemas para acreditar a una persona al hacer uso del apoyo que brindan, y tienen mucho que ver con el correcto pago de impuestos.

Piensa que gran parte de la administración de las estas empresas tienen que ver con los impuestos públicos.

Cuando estás en planes de hacer un trámite con los servicios ya mencionados, es muy posible que puedas beneficiarte obteniendo crédito fiscal, si eres responsable y te pones al corriente con tus impuestos. Esta es otra razón por la cual no deberías dudar en administrar tus finanzas y rendirle buenas cuentas al fisco.

Accesorios del crédito fiscal

Este tipo de crédito viene con los llamados accesorios, que no son más que conceptos que resultan de gran ayuda a la hora de calcularlo. Todos ellos los tienes a continuación:

  • Recargos. Se refiere a los intereses que son generados por adeudos hacia el fisco. Pueden calcularse en base a tasas que son variables, siempre y cuando el acreedor del recargo no cuente con un prórroga para extender el tiempo de pago.
  • Multas. Se le llama así a la infracciones existentes por evasión de las leyes fiscales. Las mismas varían dependiente de los códigos fiscales que se hayan establecido según la autoridad.
  • Gastos de ejecución. Son una cantidad fija que se genera cuando una deuda no ha sido pagada en el tiempo establecido. Se consideran también como gastos administrativos.
  • Actualizaciones. Se trata de ciertas cantidades adicionales, que surgen cuando hay que pagar el monto total del crédito. Pueden calcularse tomando en cuenta los precios al consumidor, así como la fecha en la que se vence un adeudo y en la que se tiene que liquidar un pago.

Consejos para administrar bien un crédito fiscal

Los tips que te mencionamos enseguida podrían serte de gran ayuda si quieres aprovechar al máximo este crédito.

  • Mantente siempre al corriente con la declaración de tus impuestos. Sigue las reglas que te da el fisco para hacer las cosas correctamente y no omitas nada. Tu crédito fiscal puede ser mucho mejor cuando eres una persona que se compromete a colaborar con su declaración, además de que te evitarás un sinfín de problemas.
  • Pide siempre que puedas, facturas de todos tus gastos. Estos comprobantes de pago son mucho más importantes de lo que te imaginas, pueden ayudarte enormemente al momento de declarar tus impuestos así como a comprobar los ingresos que percibes, para evitar que pueden achacarte irregularidades.
  • Infórmate con las autoridades fiscales del sitio en el que vives. Es increíble como muchas personas apenas conocen no solo sus obligaciones, sino también los beneficios que pueden adquirir si saben como llevar bien su historial fiscal. Por eso, nunca te quedes con dudas de nada y si es necesario, no dudes en hablar con un contador o alguna persona que te pueda asesorar sobre el tema.
  • Mantente al tanto sobre lo que es deducible y lo que no. Hay ciertos gastos que pueden ser deducibles de impuestos y que te evitan incrementar tu monto; aunque claro está que estos pueden variar de una situación a otra. Es tu deber informarte para ver cuales son los cambios que puedes hacer en tu declaración, antes de entregarla.

Si tienes en cuenta estos puntos sencillos, te darás cuenta de que no es tan complicado llevar tus cuentas con el fisco. Sin mencionar que podrías hasta toparte con ventajas que definitivamente serán de gran ayuda en el ámbito financiero, e incluso a futuro.

Esperamos que el artículo de hoy te haya sido útil, para informarte acerca del crédito fiscal. Si te ha gustado, déjanos un comentario para saber que es lo que opinas y no te olvides de volver muy pronto a Economiteca, en donde siempre tenemos la información más útil solo para ti.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus